– LÍNEA EDITORIAL –


Ludum Post es un proyecto independiente que gira en torno al mundo del videojuego y su cultura, un espacio de carácter multidisciplinar que, cobrando vida y forma a través de la web, el canal de YouTube y el canal de Ivoox, busca dar lugar a críticas, artículos, reportajes, etc. con cierta profundidad y mensaje. A continuación os mostramos nuestra línea editorial y algunos de los puntos claves necesarios para entender el proyecto y nuestra forma de trabajar.

Punto primero: el videojuego, el arte y la cultura.

Desde su nacimiento, el videojuego se ha ido asentando como un medio de expresión único que no solo combina muchas de las virtudes de otras materias como el cine, la música, la literatura o la pintura, sino que suma al conjunto de todas ellas un lenguaje propio y en constante evolución; uno que permite la interacción directa entre el autor, la obra y el receptor, y que construye una relación comunicativa increíble gracias a su carácter lúdico y participativo.

Además, con su desarrollo a lo largo de los años, el videojuego se ha convertido en uno de los grandes abanderados del ocio y la cultura popular, dando paso a nuevas industrias, profesiones y enseñanzas, creando todo un movimiento académico, periodístico y literario a su alrededor. Por todo ello y mucho más, en Ludum Post creemos que el videojuego se ha arraigado de muchas maneras en nuestras sociedades, consolidándose, en definitiva, como la gran manifestación artística de nuestra época.

Punto segundo: filosofía y metodología de trabajo.

Partiendo de lo dicho, el contenido publicado en Ludum Post contará con una filosofía muy concreta que podéis ver resumida en estos puntos:

Subjetividad y profesionalidad: Todos y cada uno de los textos, vídeos y programas de podcast serán creados a partir del conocimiento, experiencia y visión subjetiva de los miembros del equipo. Creemos que el estilo y bagaje de cada uno de los autores son un valor fundamental, y no buscamos alcanzar una (imposible) verdad absoluta. Eso no riñe, por supuesto, con la profesionalidad, y nos tomamos muy en serio todo aquello que jugamos, escribimos y hacemos.

No al sistema de notas: Cada videojuego es un mundo. A la hora de valorar o pensar en una obra hay muchos factores a tener en cuenta, algunos incluso característicos o únicos de cada clase de producción, de cada juego en sí mismo. Creemos que todos los videojuegos tienen derecho a ser analizados y pensados de forma individual, sin la necesidad de estar sometidos a un esquema general que claramente encorsetaría lo que se puede decir sobre ellos. Eliminar el sistema de puntuaciones, además, favorece la lectura, visionado y escucha total de cada publicación, y nos es mucho más natural y lógico expresar mediante palabras que medir a través de números (mucho más malinterpretables).

Actualidad y atemporalidad: buena parte de lo publicado será de carácter atemporal. Uno de los objetivos del proyecto es crear en base a nuestras ideas, más allá de la batalla por la inmediatez. Esto se traduce en una ventana de tiempo más amplía que nos permitirá trabajar todo lo necesario en cada texto, vídeo o audio. Del mismo modo, esta libertad se traslada a la elección de las obras, siendo cualquier videojuego válido más allá de su fecha de lanzamiento o popularidad. Buscamos, pues, hacer de Ludum Post un medio cuyo contenido no esté jerarquizado ni por el tiempo ni por la conversación del momento.

Otras artes: Si bien Ludum Post está centrado en el videojuego, es posible que publiquemos contenido relacionado con otras disciplinas como el cine, la literatura, la música, etc.

Punto tercero: colaboraciones y comunidad.

Colaboraciones: actualmente no aceptamos trabajo de terceros y el equipo interno está cerrado. El proyecto se encuentra en una etapa en la que nuestros esfuerzos radican en ir construyendo la base más sólida posible, encontrando la mejor forma de organizarnos y sacar cada cosa adelante. Ludum Post no genera ingresos, y dada la filosofía del proyecto, creemos muy difícil que esa situación cambie en el futuro (al menos, mediante métodos tradicionales). Todo trabajo debería ser remunerado, y, en consecuencia, no somos partidarios ni partícipes de las prácticas que implican pagar a los colaboradores con “bienes” tales como la experiencia, productos, etc.

Comunidad: uno de los elementos más enriquecedores, y a la vez, más nocivos de nuestro medio, es la comunidad. Desde nuestro pequeño rincón, estamos abiertos a todo tipo de debates, mensajes, aportaciones y críticas, tratando de fomentar una actitud saludable en todos nuestros canales de comunicación. No obstante, todo comentario que implique una falta de respeto de cualquier tipo, ya sea hacia el equipo o hacia cualquier otra persona, será indiscutiblemente eliminado. Buscamos crear una comunidad sana, constructiva y donde cualquier persona, independientemente de su sexo, género, edad, raza, origen, etc., tenga los mismos derechos a la hora de comentar, debatir o simplemente navegar por cualquiera de nuestras plataformas.